Leandro Ríos, un “Penco” bendecido por Dios

El cantante recibirá a su Señorita en septiembre.

Por: Miguel Escobedo / Fotos: Eder Salzar @idgpatrones.

Honesto, sencillo y muy dicharachero como es Leandro Ríos vino a la Ciudad a platicar de todo lo que trae entre manos como los so sus sencillo Señorita y Ya Bebí además de darnos el notición que en septiembre será papá por primera vez.

Señorita es de la autoría de Meño Segovia, tema con el que El Penco confiesa se siente muy identificado: “Es un tema que me describe a la perfección, antes yo era demasiado enamorado, traté de nunca jugar con nadie, pero soy de los que les gusta decirle cosas bonitas a la mujer, hoy lo hago con mi esposa, me gusta chivearla, enamorarla y darle la mejor versión de mí todos los días”.

Incluso hasta recordó una anécdota de cómo la pretendía a Ely Murrieta para que aceptara ser su pareja: “Al principio le escribía por WhatsApp y no funcionaba tanto, hasta que le hice una llamada inesperada y le gustó,  ese tipo de detalles es lo bonito del enamoramiento y es lo que se disfruta más al estar con esa persona porque costó”.

Pero, así como le gusta cantarle al amor, al oriundo de Los Ramones, Nuevo León, también le encanta cantarle al dolor y más si es un tema que incita a tomar un trago, pero lo es más aún di ese tema lo graba con una de las leyendas de la música norteña.

Ya Bebí es composición de Erika Vidrio y es un dueto soñado pues por muchos años anduve tras Lorenzo de Monteclaro, disfruté mucho la convivencia al grabar el tema, pero disfrutaré más grabar el video, la promoción que se viene, viajar, platicar con él, sus anécdotas me nutrirán el alma, ojalá, Dios me dé la oportunidad de vivir tan siquiera el diez por ciento de lo que él ha vivido”.

Leandro se considera buena persona por eso la vida lo ha recompensado también con un matrimonio sólido y con la bendición de su primer bebé, una niña a quien llamará Loreta: “Estamos contentos y ansiosos por conocerla, es muy esperada, Dios me la da en el mejor momento de mi vida”.

Por tratarse del mejor momento de su vida, El Penco no trabajará los primeros días de septiembre, fecha en que su princesa llegue a este mundo: “Esos días no tienen precio, sí no estoy ese día para mi esposa y mi hija no me lo voy a perdonar nunca, el doctor me dio fechas aproximadas y ya las separé, todo está para que esté con ellas”.

Reconociendo que será un papá consentidor “Si se parece al papá va a salir bien chula y se parece a la mamá saldrá hermosa, como venga la aceptaré, amaré y la dejaré ser, también seré muy chiquion y consentidor, eso sí estaré muy pegado en su educación porque es lo más importante para su futuro como el respeto y la humildad”.

Así mismo se centrará en mantener a su familia unida: “Algo importante es que vea a sus padres unidos, es algo bien importante porque lo que vea en casa será su reflejo, eso lo tenemos bien claro”.